contacto

otto.luhrs@gmail.com

viernes, 24 de febrero de 2017

DERECHAS, IZQUIERDAS, AUTONOMÍA Y BASES ECOLÓGICAS DE LA VIDA

En el fondo, derechas e izquierda debaten si las personas debemos depender del mercado  o del estado, pero se igualan en asumir que en la vida humana no puede prevalecer la autonomía, si bien no absoluta ni individual si nos asumimos en una realidad esencialmente social, si comunitaria, es decir, mayor relevancia en nuestras vidas de estructuras organizacionales simples y próximas, tales como la familia, grupos de amigos, el club del barrio o la junta de vecino, el almacen, la fruteria, el zapatero, etc. y menor relevancia de estructuras lejanas y complejas, tales como la ONU, FIFA, corporaciones privadas multinacionales, etc. Si bien se diferencian en las respuestas, coinciden en las preguntas iniciales sobre cómo generar y repartir riqueza, enfatizando la libertad (derechas) o la igualdad (izquierdas). Omiten el valor de la fraternidad, que desde una política comunitaria si se fortalece. También coinciden en la omisión fatal –esperanzamos, reversible- de no haber considerado las bases ecológicas de sus diversas maneras de entender, usar y manipular la economía, lo digo pues no sé aún de respuestas sólidas a la pregunta sobre lo que sucederá con las pirámides económicas cuando abejas y mariposas dejen de polinizar o la termodinámica planetaria cambie (procesos ya en desarrollo).

Implícitamente (consciente o inconsciente, lo dejo en la duda sospechosa), derechas e izquierdas coinciden en dominar al ser humano por medio de la atrofia de capacidades y estrategias de vida autónoma, para las derechas es el endeudamiento o consumismo y para las izquierdas el asistencialismo. Hay contracorrientes, que en mayor o menor grado aprenden, comprenden y superan los planteamientos polarizados entre derechas e izquierdas, entre ellas los movimientos ecologistas (ecoaldeas, permacultura, pueblos en transición, sociocracia, dragon dreaming, revalorización y rescate de cosmovisiones originarias afines al bienvivir) e ideológicas teóricas (decrecimiento, economía del bien común, etc.). ¿Están estas contracorrientes pesando en el mundo contemporáneo? ¿Cuáles son sus proyecciones? 

viernes, 8 de noviembre de 2013

A DESINVENTAR LA BASURA



La basura es algo conceptual, no material, y como tal se supera el superficial y cortoplacista discurso de responsabilizar al estado, central o local, por la basura en las calles ante el paro de los funcionarios públicos. Se trata de instalar la idea de la NO Basura, esto es, llevar el problema desde un "qué hacer con la basura" hasta un "qué hacer para que no exista basura". Es complejo y simple a la vez. Todo en la naturaleza, salvo el humano, existe en procesos cíclicos, y por tanto infinitos. En cambio nosotros, que nos relacionamos con la naturaleza como si fuera una despensa y basurero, extraemos materias primas, procesamos, producimos, usamos y desechamos, y en una manifestación de irresponsabilidad egoísta e ignorante, almacenamos nuestros desechos, mezclados, hediondos, jugosos, tóxicos, no biodegradables, útiles. Y cuando se llena el “hoyito” vertedero, lo tapamos y abrimos otro. Absurdo. La idea nefasta de “externalidades” de la macro y microeconomía, se ha instalado entre nuestras relaciones, al punto, de creer que el deber moral comunitario se cumple con dejar las bolsas listas para que el camión de la basura las recoja dos veces por semana. Y si esto no sucede, el culpable se llama presidente o alcalde. Repito, absurdo.   
Una mirada distinta, opuesta, y curiosamente hermosa y poética, se encuentra en el Manifiesto a la Santa Mierda de Hundertwasser, sobre el desecho biológico sólido (caca), este arquitecto-pintor opina “La mierda se convierte en tierra que se posa sobre el tejado, se convierte en hierba, bosque y jardín, el círculo se cierra, deja de haber deshechos (…) restablecer el ciclo artificialmente interrumpido, de la mierda a la comida. Invertir el ciclo natural significa atribuirle el valor espiritual del mito de la energía vital. De esta forma la materia fecal espiritualizada adquiere el poder inmaterial de la energía cósmica. Se convierte en el elemento constitutivo de nuestra resurrección… la mierda es nuestra alma”.
Por todo lo anterior, llamo a revisar la responsabilidad individual, el empoderamiento de la ciudadanía que sumando de un@ en un@ se dé cuenta que la solución real, de fondo, no es tener recolectores de basura bien remunerados que lleven nuestra basura lejos a hoyos no infinitos donde podamos olvidarnos de su generación, existencia y daño (Morrompulli); la real solución es hacer desaparecer la basura, no como objeto, cosa, sino como idea, noción.
Si en las calles hay montañas de basura o sacos de residuos perfectamente reciclables, reutilizables, reinsertables al metabolismo tecnocultural humano, depende de convicción + acción + sabiduría ecológica. Esta alquimia no cambia la estructura molecular de la materia que mal llamamos basura, sólo cambia su organización; es actitudinal y valórica, no material.
Así se pasa de la Basura a la No Basura.

lunes, 16 de septiembre de 2013

EXIGITORIO POR EL RESPETO A USUARIOS NO MOTORIZADOS EN LAS VÍAS INTERURBANAS Y URBANAS DE CHILE



Vistos:
1º que es un derecho constitucional de toda persona el trasladarse de un lugar a otro de la República, a condición de que se guarden las normas establecidas en la ley y salvo siempre el perjuicio de terceros (Constitución de Chile, cap. III, art. 19, 7ºa);
2º que las vías pueden o no segregar un uso diferenciado en aceras para peatones y calzada para usuarios de vehículos;
3º que las vía pueden o no segregar un uso diferenciado para vehículos motorizados y no motorizados;
4º que ante la ausencia de segregación vial, ya sea total o parcial, la vía completa es de uso integrado y compartido;
5º que la calzada es la faja vial destinada al uso de vehículos y que la bicicleta es un vehículo (ley 18290, art 2º);

Considerando:
1º que la circulación segura y cómoda para TODOS los usuarios debe lograrse con la soberanía del sentido común colectivo, y que leyes, normas y protocolos técnicos deben servir a esto, nunca impedirlo;
2º que las políticas de infraestructura vial históricas de Chile así como la cultura ciudadana no velan o favorecen el cumplimiento de lo anterior;
3º que la ocurrencia de accidentes o perjuicios varios, tanto en frecuencia como en gravedad, es directamente proporcional a la diferencia de peso y velocidad entre los distintos usuarios y con perjuicio de los más vulnerables (peatones, ciclistas y vehículos a tracción animal);
4º que entre otros, estos eventos se refieren a atropellos por alcance, frontales o laterales, lanzamiento de piedras por las ruedas de vehículos pesados en vías de ripio, pérdida de equilibrio de ciclistas, levantamiento de polvo y alteración de la pureza sonora del lugar;
5° que además de los eventos tangibles señalados, existe el perjuicio invisibilizado de la renuncia de muchos ciudadanos al ejercicio de su derecho a la movilidad vehicular no motorizada por miedo, lo cual paradójicamente deja la Ley de Tránsito chilena supeditada y servil a la “Ley del más Fuerte”;
6° que en Chile ya se consolida la clasificación de ciclovías en a) ciclocalle, para vías vel. max 30 km/hr, calzada vehicular de uso compartido integrado en la que los vehículos a energía humana tienen preferencia; b) ciclobanda, para vías vel. max. 50 km/hr., franja adyacente a la calzada, segregada visualmente del resto de los vehículos y peatones con demarcaciones de pintura o tachones; c) ciclopista, para vías sobre vel. max. 50 km/hr, franja adyacente a la calzada con segregación física total y d) vía verde, ruta aislada de los vehículos motorizados,
7° que no pueden existir vías vehiculares “no ciclista” y que por tanto, cuando el Estado chileno construye vías sin pista exclusiva para ciclista, nos obliga a compartir la calzada con vehículos que por su velocidad y masa nos pueden dañar, incluso matar y que ante un atropello, la responsabilidad criminal puede llegar tanto a los conductores involucrados como al Estado.

Resuelvo:
1º demandar el uso tolerante, solidario y respetuoso de todas las vías intra e interurbanas;
2º hacer un llamado a los ciclistas de Chile, a hacer valer, con precaución y a la vez firmeza, nuestro derecho a uso de todas las vías, urbanas y extraurbanas, ya sea para viajes utilitarios, deportivos, recreativos o cicloturísticos;
3º exigir a las autoridades correspondientes, la consideración social y técnica del vehículo BICICLETA, en el diseño y construcción de las vías, en términos de ancho, pendiente, radio de giro, superficie de rodado y definición de uso segregado o integrado según corresponda.

Otto Lührs Middleton
Ciudadano ciclista valdiviano, cicloturista indignado por la inequidad en el uso de la vías chilenas 
Texto nacido al borde de un camino de ripio salida sur Parque Conguillío, luego de la desagradable convivencia con los terrícolas en 4WD,
Enero 2011

Sobre bebedores y automovilistas:


Por Otto Lührs

16.septiembre.2013
 
El tercer planeta estaba habitado por un bebedor. Fue una visita muy corta, pues hundió al
Principito en una gran melancolía.
—¿Qué haces ahí? —preguntó al bebedor que estaba sentado en silencio ante un sinnúmero de
botellas vacías y otras tantas botellas llenas.
—¡Bebo! —respondió el bebedor con tono lúgubre.
—¿Por qué bebes? —volvió a preguntar el principito.
—Para olvidar.
—¿Para olvidar qué? —inquirió el principito ya compadecido.
—Para olvidar que siento vergüenza —confesó el bebedor bajando la cabeza.
—¿Vergüenza de qué? —se informó el principito deseoso de ayudarle.
—¡Vergüenza de beber! —concluyó el bebedor, que se encerró nueva y definitivamente en el
silencio.
Y el principito, perplejo, se marchó.
"No hay la menor duda de que las personas mayores son muy extrañas", seguía diciéndose para
sí el principito durante su viaje.
-----
Andy Singer, dibujante, refleja una actitud parecida en 
 


Odio conducir... pero necesito un auto para ir a trabajar;
Odio mi trabajo, pero lo necesito para pagar las cuotas del auto 

A veces pregunto
¿Por qué usas el auto?
R. Porque es peligroso usar la bicicleta y el transporte público es lento e incómodo.
¿Y por qué es peligroso usar la bicicleta y el transporte público es lento e incómodo?
R. Porque hay muchos autos

¿Por qué usas el auto?
R. Porque no tengo condición física para usar la bicicleta
¿Y porque no tienes condición física para usar la bicicleta?
R. Por usar auto.

¿Por qué usas auto?
R. Para no exponerme a las radiaciones solares que hay efecto del Calentamiento Global
¿Y porque hay calentamiento global?
R. Por usar auto

¿Por qué usas auto?
R. Pues la calle de mi casa a la pega es peligrosa, muy solitaria.
¿Y por qué es solitaria?
R. Porque todos van en auto.

¿Por qué usas auto?

R. Porque la lluvia valdiviana no permite usar la bicicleta
¿Y por qué no te equipas con buenas alforjas, botas, chaqueta y pantalón impermeable?
R. Porque es muy caro, no tengo plata.
¿Y por qué no tienes plata?
R. Por usar auto, ni te imaginas lo que gasto en él

Y para terminar
¿Por qué usas auto?
R. Porque debo llevar a mis hijos al colegio (cerca de la Kunstman) que queda muy lejos de nuestra casa.
¿Y por qué elegiste un colegio tan lejos de su casa?
R. Por aprovechar la posibilidad que nos da el usar auto

¿Por qué usas esa camioneta 4x4 tan grande?
R. Porque vivo en una parcelita en las afueras de la ciudad, lejos de mi lugares de trabajo o el colegio de los niños, y el acceso no es bueno para un auto bajo.
¿Y por qué elegiste vivir en una parcelita en las afueras de la ciudad sin un acceso bueno?
R. Porque soy tan amante de la naturaleza, que aprovecho la posibilidad que me da usar una camioneta 4x4
 ¡PLOP!

Entonces, me pasa que siento una gran melancolía